Cumbre del G-20

Me he tomado la molestia de leer completamente el documento resultante de la Cumbre del G-20 del día de ayer en Londres, y se confirman mis sospechas de que sólo se trata de pegarle una patada al balón y alejar 20-30 años hacia el futuro, y que arreen nuestros hijos y nietos. Más de lo mismo, o más madera, como decía Groucho Marx. Se pretende restaurar el crecimiento económico, que se mantiene como fin supremo e incuestionable de la actividad económica, y además hacerlo generalizable para todo el mundo, ilusamente. Se muestra un desconocimiento desconcertante de la realidad física del planeta en el que nos desenvolvemos, finito y cerrado para los materiales. Una estrategia de desarrollo basada en el crecimiento sostenido en términos físicos es sencillamente inviable en el mundo en el que vivimos. Nos llevará al colapso. El modelo de desarrollo propio del mundo rico no es generalizable para toda la Humanidad. Y sin embargo, los líderes del G-20 pretenden restaurar el crecimiento, y hacerlo además compartido con las naciones pobres (empobrecidas, en realidad), “metiendo en cintura”, en la “senda única del desarrollo” a todos por igual. Desgraciadamente, nos falta planeta para que este planteamiento pueda llevase a cabo de manera viable. Amén de multitud de contradicciones que he encontrado en el documento y que sería muy extenso desarrollar aquí. Mejor es quedarnos con un par de viñetas de El Roto, por algo se dice que una imagen vale más que mil palabras: 

una-manita-de-maquillaje-al-capitalismodesarrollo-o-cancer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s