Ayudas al carbón español

El Ministerio de Industria tiene ya el borrador del Decreto por el que se establece un sistema de ayudas al carbón nacional para que vuelva a producir electricidad (y CO2) y no tengan que cerrar las minas. Resulta realmente contradictorio que el Gobierno se afane en producir electricidad a partir del carbón, – con la baja calidad que tiene y lo ineficiente que es desde el punto de vista termodinámico – con el objetivo de que no se cierren las minas y se recupere la actividad económica, cuando el sector del carbón sólo da empleo a 5.000 personas en nuestro país por los 180.000 empleos que aporta el sector de las energías renovables, y cuando el Gobierno se está llenando la boca todo los días con la cantinela del cambio de modelo productivo, la investigación e innovación en energías renovables, el impulso a las tecnologías bajas en carbono y la lucha contra el cambio climático.

Se puede – y se debe – ayudar al sector minero nacional, preservar esos 5.000 puestos de trabajos, pero…¡qué necesidad hay de quemar el carbón! ¿No es mejor subvencionar para que no se cierren las minas pero almacenando el carbón para usos futuros o exportándolo, en lugar de quemarlo precisamente ahora? En su lugar se les va a subvencionar para que lo extraigan y lo quemen, y se va a compensar (más gasto) a las tecnologías limpias que no entrarán en funcionamiento (la demanda se ha limitado e incluso reducido debido a la crisis) y a las centrales térmicas de gas natural (más eficientes que el carbón, aunque también contaminantes) que quedarán paradas por la entrada del carbón. Aumentarán también las emisiones de CO2, y eso habrá que pagarlo también. En pocas palabras, con la misma generación eléctrica el año que viene, se van a ver aumentadas las emisiones de CO2 y el coste económico global del proceso. No es razonable se mire por donde se mire.

El sector de las renovables aporta 180.000 empleos, y sólo la fotovoltaica ha perdido 20.000 empleos en los últimos 12 meses con el Decreto que sacó el Gobierno la pasada primavera para poner freno a una etapa de expansión frenética del sector porque consideraba que se estaba creando una burbuja especulativa y se estaba distorsionando el mercado. No deja de ser curioso esa preocupación por impedir la creación de burbujas cuando este Gobierno y el anterior han estado durante años mirando para otro lado en el caso de la burbuja inmobiliaria. Retomando los 20.000 empleos perdidos en la fotovoltaica, hemos de recordar que ni los sindicatos, ni los trabajadores ni nadie protestó. Es evidente que la minería tiene más poder que la fotovoltaica.

En fin, y voy concluyendo, todo apunta a que asistimos a otro de los bandazos que está dando el Gobierno con la crisis, que saca medidas sin la suficiente reflexión y rigor analítico. Supone un paso atrás muy grande. Hasta ha merecido las críticas de expertos universitarios y del Panel Intergubernamental del Cambio Climático. Adiós a la Estrategia Española contra el Cambio Climático.

Anuncios

Una respuesta a “Ayudas al carbón español

  1. Luis:
    Siento decir que la alternativa que propones es incoherente con el paradigma que intentas abanderar de la contención de emisiones. Me refiero a “almacenando el carbón para usos futuros o exportándolo, en lugar de quemarlo precisamente ahora? ”
    Para preservar el uso de energias que vierten contaminantes no importa el lugar de donde provenga, quitas la emisión de contaminantes en España y la trasladas a otro pais. De nuevo es caer en la emision de contaminates.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s