Galería

Terrorismo de Estado

He aquí la última representación de un acto de terrorismo por parte del Estado de Israel. Uno de los ejércitos más poderosos del planeta, extraordinariamente dotado tanto en medios humanos como materiales de última tecnología, decide asaltar una flota con bandera turca repleta de civiles desarmados (voluntarios y cooperantes de ONGs, eurodiputados y hasta una Premio Nobel de la Paz) que se disponía a llevar ayuda humanitaria a la Franja de Gaza (la mayor cárcel a cielo abierto del mundo), con el fatal resultado de 9 muertos y unos 40 heridos. Bandera turca y en aguas internacionales, para colmo!! Equivale a invadir territorio turco y emplear la fuerza en él, lo que equipara la acción con un acto de guerra.

Los supervivientes al ataque han sido llevados a puerto, donde han quedado retenidos (unas 400 personas) y están siendo tratados como inmigrantes ilegales, en tanto no firmen la orden de deportación. Al menos 80 de ellos son ciudadanos comunitarios. Una mayoría de retenidos no quiere firmar la orden de deportación, ya que piensan (según han informado sus familiares a través de los medios de comunicación) que si la firman el gesto pueda ser interpretado como una validación de su detención y de su condición de inmigrante ilegal.

¿Qué pretende Israel con este ataque? ¿A dónde quiere llegar? Por lo pronto, supone un paso atrás de gigante en las conversaciones de paz que estaban cerca de empezar. Muchos países árabes han pedido que se interrumpa por completo cualquier negociación con Israel. La indignación y sentimiento de condena es muy grande en todo el mundo, y especialmente en los países árabes, como es lógico. Y es que no es la primera vez que Israel viola el derecho internacional: el primer crimen contra el derecho internacional es el injustificable bloqueo a Gaza.

En fin, lo sucedido es terrible, deprimente. Parece que se creen que están por encima de la ley, que nadie les puede decir nada. Años y años con doble vara de medir de USA, y la tibia posición de la UE también han contribuido, sin duda, a que Israel se crea que puede hacer de su capa un sayo sin que nadie les tosa. Desde luego, lo vivido ayer corrobora que se lo creen, lo tienen más que asumido.

Lo más triste es que toda esta espiral de violencia parece no tener fin. Con el injustificable ataque, Israel le ha dado un balón de oxígeno a Hamás, y se recrudecerán los actos terroristas, que vendrán luego seguidos de una mayor represión y bloqueo israelí, y así sucesivamente, por desgracia. ¿Cómo salimos de esta espiral?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s