Galería

Enhorabuena Túnez

Que nadie se asuste: lo de Túnez no es una revuelta promovida por islamistas radicales. Se trata, llana y sencillamente, de una revolución en toda regla, democrática y laica. La primera revuelta popular contra una dictadura en el mundo árabe.

El Túnez que durante años han disfrutado los turistas occidentales era sólo el decorado. Detrás de esa fachada, el paro, la pobreza y la falta de horizontes han golpeado a millares de tunecinos, especialmente a los jóvenes, con una formación superior a la media de los países de su entorno. Hasta que la quema a lo bonzo de un vendedor ambulante en protesta por el derribo de su puesto (único sustento de su familia) por parte de la policía, ha sido el detonante que ha iniciado la revuelta. El hartazgo ciudadano ante un sistema político corrupto y la falta de perspectivas económicas han hecho el resto. La revuelta se ha extendido por (casi) todo el cuerpo social en cuestión de días. La policía y la Guardia Nacional, valedoras del derrocado régimen de Ben Ali, han cargado contra los manifestantes, en tanto el ejército ha dejado hacer, llegando incluso a proteger a los manifestantes de las cargas de la Guardia Nacional.

La inhibición del ejército a la hora de reprimir la protesta ha resultado fundamental para que ésta triunfara. El Jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra ha llegado incluso a dimitir tras rehusar ordenar a sus hombres que disparasen contra los manifestantes tunecinos, no sin antes espetarle un “estás acabado” al propio Ben Ali, según nos cuentan estos días los principales diarios. Con la caída de este, ha recuperado el puesto. Los besos y abrazos de los manifestantes a los soldados recuerdan a la Revolución de los Claves de 1974 en Portugal.

De los Claveles, de Terciopelo, o de lo que sea, lo cierto es que el mundo árabe ya tiene su particular revolución. La caída de la primera dictadura ha inquietado profundamente al resto de regímenes autoritarios del entorno, que ven en lo sucecido estas semanas en Túnez un peligrosísimo precedente. De hecho, el malestar social y las manifestaciones ya están llegando a Libia, Egipto, Argelia, etc. Ojalá prenda, y se extiendan verdaderos procesos democráticos en todos estos países.

Por su parte, lo de Túnez no ha finalidado. En realidad, no ha hecho más que empezar. Las dictaduras son siempre piramidales, y los partidarios de Ben Ali harán todo lo posible para sembrar caos e inestabilidad, a fin de generar añoranza por el huído. Las estructuras y las dinámicas de funcionamiento del Estado son las propias de una dictadura, y llevará tiempo adaptar todo este hardware y software a los nuevos principios y cauces democráticos.

Se intuye un gobierno provisional de concertación, y elecciones libres en el plazo de unos meses. El problema estriba en que la oposición, que ha estado pisoteada durante lustros, no tiene rodaje ni capacidad para liderar la transición, elaborar e implementar un programa concreto, etc. Se avecina una etapa incierta. Será fundamental que la UE abandone su cínico e inquietante silencio y apoye sin fisuras el proceso que ahora se abre. Se corre el riesgo de que el vacío de poder derive en inestabilidad y ésta sea aprovechada por islamistas radicales para truncar el proyecto de transición laica y democrática. Se trata, pues, de una oportunidad de oro para que la UE trascienda su retórica y verborrea euromediterránea y dé un decidido paso adelante para defender los derechos humanos y la democracia. Y abandone así el recurrente hábito de ponerse de lado y mirar para otra parte, que hasta ahora viene practicando ante los regímenes autoritarios del norte de África para salvaguardar sus intereses comerciales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s