Carta al tercer candidato del PSOE

Acabo de recibir por correo electrónico la reflexión de un amigo (Chema Fernández Ojeda) sobre el XXXVIII Congreso del PSOE que ha empezado hoy en Sevilla. Chema enfoca su reflexión a modo de “carta abierta”, dirigida al “tercer candidato del PSOE”. Nos pide que la difundamos en nuestras redes sociales y blogs, así que aquí os la dejo, sin ninguna manipulación por mi parte. Espero que disfrutéis con su lectura.  A mí me ha gustado bastante en líneas generales, aunque no coincido plenamente con el autor en el tema de Cuba. Por cierto, no soy, ni he sido nunca, militante del PSOE. Simplemente soy un ciudadano preocupado por la deriva que está tomando la izquierda en nuestro país.

Carta al tercer candidato del PSOE

¿Dónde estás? Llevaba semanas esperando que aparecieras para presentarte a Secretario General del PSOE, pero al final no has llegado a tiempo. Ha sido una lástima para este partido centenario, para sus ideas, sus militantes y sus simpatizantes. Los elefantes del PSOE ya lo tienen todo atado y bien atado. No estarás en ese congreso en el que al final la montaña parirá un ratón, sea cual sea el resultado. No estarás, te decía, ni tú ni los miles de jóvenes soñadores y cargados de ideas que creyeron en este partido ya no sólo como una simple opción política, sino como un proyecto vital, de valores y principios que nos invitara a luchar para ser mujeres y hombres mejores en un mundo también mejor.

Es posible que al final te haya dado miedo enfrentarte sin red al aparato gris y oscuro del partido con sus dirigentes cooptados, sus intereses de limusina y sillón y sus buenos puñados de dólares cada final de mes con sus planes de pensiones bien seguros para el futuro. Tal vez hayas entendido que este congreso fue diseñado para que nada en el fondo cambiara, para que los barones ladren y la militancia calle.

Quizás hayas visto imposible devolver al PSOE a la cuna que jamás debió abandonar. Te recuerdo que desde hace años antepusimos la permanencia en el poder a las ideas por las que murieron los socialistas que fundaron este partido, muchos años antes de que tú y yo naciéramos, en un tiempo en el que si hacías política de izquierdas podías terminar alineado frente a una tapia, enterrado bajo una cuenta, podrido en las cárceles o, como mal menor, condenado al olvido del exilio.

Te recuerdo que desde hace muchos años nos hemos acostumbrado, en el PSOE, a no pedir responsabilidades cuando se pierden las elecciones, tanto a los candidatos como a los dirigentes. El verbo dimitir no se conjuga y eso que llevamos desde los noventa perdiendo Ayuntamientos, Diputaciones y CC AA. ¿Y qué decir de las últimas debacles de mayo y noviembre? ¿Alguien ha dimitido? Todos estos perdedores nacionales, autonómicos y provinciales son los que van a decidir el Congreso entre dos candidatos perdedores. ¿Y esta es la perspectiva de renovación y cambio? Sin duda, más carbón para el fuego de Rajoy.

Como bien conoces el debate y la crítica han sido yuguladas en estos últimos años. La reflexión ha sido sustituida por la sumisión y el aplauso. El acceso a los jóvenes bloqueado. Todos los que han estado en los poderes del Estado y del partido han participado en estas políticas, y, de manera notable, los dos candidatos que se presentan a secretario general. ¿Cómo pueden decir los dos candidatos que estaban en desacuerdo con ciertas medidas económicas que se aprobaban en los Consejos de Ministros y luego votaban a favor?

Eso sólo sería creíble si hubieran dimitido en su momento y hubiesen preparado una alternativa. No se puede hacer borrón y cuenta nueva de todos los desaguisados cometidos por los Gobiernos de Zapatero, que han sido numerosos y abundantes. De todos ellos fueron partícipes los actuales candidatos, que prefirieron seguir gozando de las mieles del poder a pronunciar una palabra en contra.

Ninguno de los dos candidatos, que se sepa en estos años, ha hecho o ha propiciado reflexiones teóricas de lo que debe ser la izquierda socialista en España. Tampoco han dicho qué hacer para enfrentarse a la infamia del capital y sus pústulas mercantiles, ni si prefieren a defender con uñas y dientes a Cuba y su Revolución o a la OTAN y a las bombas made in USA. Más bien, hasta dónde se  sabe, han hecho todo lo contrario.

Pero no, al final no estarás tú. No faltarán las viejas momias y su coro de adláteres falderos, los advenedizos, los oportunistas y, desde luego, los que provienen del más destilado franquismo (Bono, Chaves, Fernández Vara, etc)

Muchos afiliados, simpatizantes y socialistas de cuna y tronco esperábamos que llegaras para que abrieras unas puertas cerradas, que te hubieras comprometido a llevar los colores rojos y violetas a la sangre mortecina de este partido, que no tuvieras miedo a perder, porque habrías demostrado coraje, arrojo y valentía frente a lo establecido y lo conocido, que es aburrido, previsible, decepcionante y sobre todo un grandísimo e inmenso error. 

Cuánto lo siento.

Autor: José Mª Fernández Ojeda

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s