Archivo de la categoría: Sol

Algunos vídeos de las movilizaciones..

Os dejo algunos vídeos que he ido recopilando en los últimos días de las movilizaciones sociales en varias ciudades, españolas y extranjeras.

En Barcelona, comenzamos con el desalojo de la plaza por parte de la policía el pasado viernes 17 de mayo, con la excusa de la “necesidad” de limpiar la plaza por razones de salubridad pública.

La actuación policial ha generado un mayor rechazo ciudadano, que tomó nuevamente la plaza unas horas después. Ha servido, en suma, para reactivar e intensificar las protestas. Aquí tenéis una foto en 3D de la plaza.

Ocupada nuevamente la plaza, tuvo lugar una asamblea para decidir los próximos pasos a dar. Allí estuvo Andreu Buenafuente, informando para la televisión.

En Sevilla, por su parte, el movimiento parece que crece con cada manifestación. En la del pasado domingo 29 de mayo se ha estimado una afluencia de unas 15.000 personas.

La manifestación, que terminó en la Plaza de la Encarnación, bajo las Setas, ya rebautizada como plaza 15-M, tuvo momentos muy divertidos, como cuando versionamos la popular canción “Sevilla”, de Miguel Bosé.

Las movilizaciones, por otro lado, están rebasando las fronteras. En París, en la plaza de la Bastilla, se concentraron el pasado domingo 29 varios miles de personas.

Una concentración pacífica que, por cierto, fue reprimida violentamente por la policía, que incluso llegó a emplear gases lacrimógenos.

Y finalmente, un vídeo de apoyo a las movilizaciones que nos envían nuestros amigos de Egipto.

En fin, esto parece imparable. El descontento y el hartazgo de la gente crece cada día. He estado ya en varias concentraciones y manifestaciones en las últimas 2 semanas y me queda muy claro que esto no es sólo una cosa de hippies, izquierdistas radicales, jóvenes, okupas, etc. En absoluto. He visto mucha gente de muy diferente condición social y económica y diferente adscripción política. La clave creo que estará en que sepamos articular unos pocos puntos muy básicos y comunes, que unan a la inmensa cantidad de gente que, a la izquierda y a la derecha, está verdaderamente harta del actual estado de cosas.

Anuncios

Jornada de Reflexión / Inflexión

La Junta Electoral ha prohibido reflexionar, con su decisión de considerar ilegales las acampadas que están teniendo lugar en múltiples plazas de numerosas ciudades españolas, hasta el momento los lugares donde más genuina reflexión está habiendo de cara a las elecciones de mañana, toda vez que las campañas de los partidos políticos, lejos de promover la reflexión y el debate sereno, se han limitado durante todos estos días a acusarse unos a otros, hacer promesas que la mayoría de las veces no cumplirán, y emitir mensajes enlatados, cerrados, estériles, contrarios al papel que deberían tener los políticos de promotores de la reflexión madura e informada. La situación es cada vez más ingobernable, dado que la ciudadanía por lo general no es tonta, cada día está mejor organizada gracias a las diferentes formas de organización de la sociedad civil y el uso de las nuevas tecnologías de la comunicación, y las medidas anticrisis que está padeciendo la vuelve cada día más desconfiada y descreída de la clase política de nuestro país.

En estas circunstancias, es lógico que la gente de levante y diga BASTA!!, harta como está de pagar con los efectos de una crisis que no han provocado. Crisis que en realidad no ha sido tal, sino más bien un saqueo, protagonizada por los verdaderos antisistemas: los poderosos del mundo económico-financiero. 

Estos antisistemas de Wall-Street, y similares, no quieren oír hablar de controles, regulaciones, normas, rendir cuentas, responsabilidad, etc. Esos son los verdaderos antisistemas, y no los jóvenes (y no tan jóvenes) que están estos días de acampada, que precisamente lo que están es indignados porque no se les está dejando formar parte de ese sistema, del que se sienten excluidos.

Me acuerdo estos días de todos aquellos “adultos”que han criticado durante años el pasotismo y la apatía política de los jóvenes españoles. En realidad, la sociedad española está, en mi opinión, muy politizada, y los jóvenes siempre han mostrado un gran activismo, no sólo ahora. Con el apoyo de ese incombustible joven de 93 años llamado José Luis Sampedro, creo que algo importante está prendiendo en buena parte de la sociedad española, y que ya nada será igual después de esta semana.

Nos despedimos con una canción de cambio, el cambio que ya está empezando a echar raíces entre nosotros. “Las batallas hay que darlas por el hecho mismo de darlas, es lo que nos ratifica“, que diría el joven Sampedro.

Las protestas de Sol se internacionalizan

Ya se están concentrando españoles enfrente de las embajadas y consulados de España en Berlín, Viena, Londres e incluso Ciudad de México, al otro lado del Atlántico.

Ayer el New York Times informó de las protestas en Madrid en su versión digital: pincha aquí para leer la noticia.

#acampadasol

Artículo 21 de la Constitución española:
1. Se reconoce el derecho de reunión pacífica y sin armas. El ejercicio de este derecho no necesitará de autorización previa.
2. En los casos de reuniones en lugares de tránsito público y manifestaciones se dará comunicación previa a la autoridad, que sólo podrá prohibirlas cuando existan razones fundadas de alteración del orden público, con peligro para personas o bienes”.

Y a todo esto, lanzo la siguiente pregunta: ¿No les da vergüenza a los políticos tener a tanta gente en la calle pidiendo nada más y nada menos que más democracia, a pocos días de unas elecciones? Algo falla aquí, ¿no os parece?

Quizá haya que reformular y redefinir qué es una democracia y el papel que han de jugar en ella los partidos políticos. Está haciendo aguas por todos lados un sistema democrático en lo formal, en el que los electores depositan su voto cada 4 años a unos políticos profesionales (que hacen carrera de la política, y empiezan a exhibir comportamientos de “clase social”) cada vez más alejados de los ciudadanos, miopes y cobardes frente a la compleja tarea de gobernar la globalización económica-financiera, con el resultado final ya por todos conocidos de absoluto sometimiento al poder económico y sus grupos de presión.