Archivo de la etiqueta: Paso Migratorio

Hasta siempre, amigo Carlos

ImagenCarlos Segovia, encaramado en la copa de un alcornoque instalando un nido artificial para facilitar el establecimiento y cría de buitres negros, especie amenazada a la que dedicó gran parte de su vida. Fotografía tomada en la Sierra de Huelva en noviembre de 2008.

Han pasado ya 4 días desde que nos dejara Carlos Segovia, conservacionista y naturalista de talla descomunal, a la que tanto Ándalus como Fundación Bios deben sus inicios y buena parte de sus logros.

Desde hace muchos meses sabía que tal día acabaría llegando, pues así lo apuntaba el cáncer que había desarrollado. Sin embargo, el mazazo ha sido grande, uno nunca llega a hacerse a semejante circunstancia. El otro día en el Tanatorio, tenía la sensación de que estaba allí con nosotros, vestido de campo o camuflaje (creo que nunca le he llegado a conocer vestido de otra forma) y que en cualquier momento aparecería por allí para saludarnos con su sonrisa o dedicarnos una de sus inolvidables carcajadas. Y es que, como bien apunta su amigo José María Montero en su post Un Caballero andante, Carlos “nos ha dejado para quedarse, se ha marchado para estar presente“.

ImagenRiendo con nuestro común amigo Miguel Ángel Martínez, un hijo para él, en la expedición que realizamos al Parque Nacional de Cabañeros en mayo de 2008.

Carlos fue, o es, una persona excepcional, que abandonó un floreciente negocio para dedicar su vida a perseguir y cumplir un sueño. ¿La Bolsa o la Vida? Él eligió la Vida, sin dudarlo, y a ella se dedicó con todas sus energías y empeño, como nos ha recordado Manuel Jesús Florencio en este extraordinario post.

Desde hace 4 días, los buitres negros de Sierra Pelada visten más negro aún, por el luto que le están guardando a su más firme y fiel defensor. Las grullas que invernan en Extremadura, a las que íbamos a ver cada mes de diciembre en el viaje ornitológico por antonomasia de Ándalus (junto con el de septiembre a Tarifa para disfrutar del paso migratorio hacia África), ya no graznan igual; les embarga la tristeza. ¡Carlos ha conseguido el no va más, que diría Antonio Alcántara, el no va más!: Miles de grullas (5.120, en palabras del propio Carlos) ya lloran su ausencia, como también los buitres negros de Sierra Pelada e incluso los de Cabañeros (a los que llevé a ver en tres expediciones ornitológicas, 2004, 2008 y 2009, cuya organización asumí con gran alegría, por encontrarse Carlos entre nosotros), las espátulas del Odiel, los moritos y garzas del Brazo del Este, las acuáticas de Doñana, o el ejército de aves planeadoras que enfilan el Estrecho de Gibraltar con el fin del estío, entre un larguísimo etcétera que abarca miles de especies por todos los rincones del mundo.

Le vamos a echar muchísimo de menos todos  los conservacionistas y amantes de la  naturaleza en general. Y muy especialmente los compañeros de Ándalus, que hemos compartido con él momentos inolvidables, tanto de lucha y reivindicación conservacionista/ecologista, como de risas y fantástica convivencia disfrutando de la observación de la naturaleza o alrededor de las viandas y vinos que solíamos llevar para nuestras comidas campestres. Por lo pronto, estos días, en los que las comidas con familiares y amigos son frecuentes, me he he estado acordando de él cada vez que tenía ante mi una copa de vino, y se me entremezclaba una extraña sensación de tristeza por su fallecimiento y alegría por saber que no se ha ido del todo, que su memoria perdura entre nosotros, y que estaba a mi lado para brindar con esa copa. Me la tomaba a su salud, mientras una sonrisa se me dibujaba en el rostro. Una sensación que nunca antes había experimentado con el fallecimiento de ningún amigo o familiar.

Podemos consideranos afortunados si a lo largo de nuestra vida conocemos a alguien cuyo amor se extiende a los animales y las plantas” (La muerte es una ilusión, Thich Nhat Hanh)

ImagenViaje a Tarifa, para ver el paso migratorio. Septiembre 2008. ImagenCena en Hostal Los Álamos (Horcajo de los Montes). Cabañeros, mayo 2008. ImagenBoquerón del Estena. Cabañeros, mayo 2008.
ImagenObservatorio Algarrobo. Tarifa. Septiembre 2008. ImagenCtra. de Facinas. Tarifa. Septiembre 2008. ImagenLa Serena, Extremadura. Diciembre 2010.
ImagenLa Serena, Extremadura. Diciembre 2010. ImagenProyecto Buitre Negro. Sierra de Huelva. Noviembre 2008. ImagenProyecto Buitre Negro. Sierra de Huelva. Septiembre 2007.